Regularización de becados

Trabajadores del Hogar San José firmaron su contrato con el Estado Provincial

En un acto cargado de emoción, trabajadoras de la institución llevaron adelante la firma de sus respectivos contratos. Contarán desde hoy con mayor estabilidad laboral, obra social y mejores salarios.

El proceso se da en el marco del pase a contrato de más de 500 becados que se desempeñan en la administración pública.

“Es un trabajo que requiere toda la paciencia y el amor. Me gusta pero no estábamos bien pagos y ahora doy gracias que esto nos favorece a todas las trabajadoras”, dijo Nancy, una de las empleadas que fue beneficiada con la rúbrica del contrato, tras desempeñarse por más de una década en el hogar de ancianos San José, de General Conesa.

Su compañera de tareas, Rosa, contó que trabaja en el lugar como cocinera, desde hace 13 años. “Trabajo seis horas diarias y me encanta. Estoy orgullosa con esta firma de nuestros contratos. Lo esperaba. No teníamos mutual y ahora la vamos a tener”, resaltó.

Además, comentó: “Atendemos re bien a los abuelos, con mucho cariño, les damos todo. Hay 13 abuelos y somos 10 empleados en diferentes turnos que van rotando en las tareas”.

En el acto de firma de contratos estuvo presente el vicegobernador de Río Negro, Pedro Pesatti; y la subsecretaria de Adultos Mayores del Ministerio de Desarrollo Social, Viviana Pereira.


“Es muy importante en lo humano”

El presidente de la comisión del hogar San José, Alberto Perello, destacó por su parte que “estos contratos, que nunca pensamos que podían salir de manera masiva, significan una página importante, no en lo material, sino en lo humano, porque están destinados a las personas que mantuvieron vivo el Hogar”.

“Es un cúmulo de trabajadoras que lograron amalgamarse en una tarea en común y llegar a esto; hoy es una etapa que se abre, de alegría, con la tranquilidad del deber cumplido y de haber hecho las cosas que hacían falta”, agregó emocionado.

Además, destacó la labor de los trabajadores en su desempeño cotidiano: “Las tareas en general van desde la cocina hasta la atención de los abuelos, todos los días de la semana, las 24 horas, con lo que cada abuelo conlleva por su edad. Las actividades son amplias y el personal va rotando”.

Tanto los trabajadores como los referentes de la comisión coincidieron en la importancia que tiene el hogar para la comunidad: “Toda la comunidad le tiene un gran afecto al hogar, porque es algo que nació y creció con el apoyo de la gente; desde el terreno, que fue donado por un vecino, y con la colaboración de todos llegamos a lo que somos hoy”, afirmaron.


Dignificar a los trabajadores

Para finalizar, Pereira hizo énfasis en la importancia de dignificar a los trabajadores a través de los contratos laborales. En ese sentido, subrayó que “el adulto mayor no puede estar bien si no está cuidado y acompañado por personal que esté formado y que dignamente tenga todas las condiciones de trabajo. Esta es una cuestión de derechos de nuestros adultos y para nosotros ha sido un gran logro. Por último, resaltó la determinación del Gobierno Provincial que posibilitó los contratos rubricados en la ocasión: “Es un derecho y nos da la posibilidad a los que tenemos que conducir, de brindarles las herramientas para ofrecer un buen servicio a la franja más vulnerable que son los adultos mayores”.